Trabaja una Mentalidad Positiva y Sé Feliz (3)

actitud mental positiva

LA MENTE Y NUESTRA ACTITUD LO SON TODO: SÉ POSITIVO.

Un reto que importa: TOMA EL TIMÓN DE TU VIDA.

Únicamente tú y solo tú eres el responsable de tu existencia.

En el best seller “Tus zonas erróneas” del conocido divulgador Dale Canergie, se describe como verdaderos lastres para vivir en plenitud y ser feliz el uso de las excusas y el hecho de estar siempre lamentándonos.

Lo fácil claro está, es echarle la culpa a los demás. Hay personas que siempre tienen excusas para todo. Incluso los más vagos dicen no tener nunca tiempo para nada. Muchos esperan que sean otros los que solucionen sus problemas o que simplemente se solucionarán solos. Opinan de todo y saben de todo, pero realmente hacen muy poco y son especialmente no sinceros y analíticos consigo mismos hasta un punto de no retorno.

Descarta de tu mente el sentimiento de culpa y no busques excusas.

Para muchos, la culpa suele ser de los demás y terminan desperdiciando gran parte de su vida lamentándose de su mala suerte, pero nunca hacen nada en serio para cambiar sus vidas.

Son personas pasivas que se dejan hacer porque es lo más cómodo y que en lugar de sumar, restan. Aportan muy poco y son altamente contaminantes e incluso tóxicas.

Reflexionemos un poco sobre nuestro entorno.

Es la sociedad del todo fácil, con muchos derechos y pocas responsabilidades; esa televisión basura, dónde los individuos pasean sus miserias a base de montajes que explotan las inseguridades, rellenando los grandes espacios vacíos de las vidas de muchos; el modelo educativo, dónde se tiende a igualar a todos por debajo en detrimento de estimular y de premiar el esfuerzo; la manipulación por los medios afines a ciertos intereses, para dirigir nuestras preferencias, gustos, forma de vestir, inclinaciones políticas… Y podríamos seguir.

No te instales en la anestesia del CONFORMISMO.

Avanza, lucha y mejora siempre. Logra tu satisfacción personal. Disfruta de tus logros.

Paso 1: RODÉATE DE GENTE VALIOSA QUE TE ENRIQUEZCA Y TE COMPLEMENTE.

Tenlo muy en cuenta: SOMOS LO QUE PENSAMOS.

El conjunto de nuestras creencias y hábitos van a determinar nuestras metas.

Sí por ejemplo estamos bajo la creencia dominante de que la economía va mal, no dejará de ser una excusa que determinará nuestra forma de actuar bajo el prisma del pesimismo y el desasosiego. Debería tener el efecto contrario, es decir, el de estímulo para el inicio del cambio.

Al final, el conjunto de las creencias dominantes provoca en ti que veas el mundo como realmente lo ven otros. Piensa en ello.

Sí el conjunto de nuestras creencias nos impide avanzar, hay que cambiar de mentalidad. Y es aquí donde tenemos que buscar la positividad.

Piensa por ti mismo y piensa en positivo. Te será más sencillo alcanzar tus objetivos.

Siempre hay cosas que hacer y que mejorar. Por lo tanto, aprovecha tu tiempo de forma positiva y con esta mentalidad aprenderás rápido de tus errores y de tus malas experiencias.

Fomentarás tu felicidad y tu pasión por las cosas que más te gustan.

Paso 2: FOMENTA LOS PENSAMIENTOS Y LAS CREENCIAS POSITIVAS.

Abandona tu zona de confort: LUCHA CONTRA TUS MIEDOS.

Sí tienes inquietudes y no haces nada al respecto, estás en una falsa zona de confort.

Porque algo te dice que no estás bien, pero finalmente sigues haciendo las mismas cosas del mismo modo con los mismos resultados.

El principal causante de todo es el miedo.

Este sentimiento te paraliza y te impide avanzar. No te deja tomar decisiones ni aventurarte en esas cosas que siempre has deseado hacer. Te impide crecer porque tienes miedo al fracaso y al que dirán. Ten en cuenta que éste es el mejor entrenamiento para triunfar.

Sí eres realmente bueno en algo, no te prives: avanza y disfruta.

Todos tenemos aptitudes para destacar en alguna faceta. Conocemos gente realmente muy preparada que finalmente no pasa de la media mientras que otros, a priori con menos posibilidades, logran sus objetivos sencillamente porque se han enfrentado a sus miedos.

Un ejemplo a largo plazo lo tenemos en las reuniones de aniversario de las promociones del instituto o de la universidad. Allí está el listo de la clase que no ha pasado de ser uno más, mientras que hay otros que, no destacando especialmente por nada durante su época de estudiante, finalmente han llegado mucho más lejos.

Porque han sido más decididos, se han enfrentado a sus miedos y han tomado la valiente decisión de actuar y no quedarse quietos.

El tener miedo es humano y es positivo para tomar precauciones y tener un plan.

No se trata de ser un loco y un temerario. Cuando hablamos de enfrentarnos a nuestros miedos, estamos diciendo que tenemos que hacer algo, movernos y actuar para lograr aquello que nos apasiona y nos hace felices.

Compartir tus miedos y estudiar como otras personas los han superado, te será de gran ayuda.

Paso 3: ENFRÉNTATE Y SACA PARTIDO DE TUS MIEDOS.

Todos los días son una oportunidad para crecer.

La motivación es el combustible que te mueve hacia el cambio.

Todo está muy bien, sobre el papel o en la pantalla de nuestro terminal.

Cuando acudimos a un seminario de ventas, a ese cursillo especializado sobre las nuevas técnicas comerciales o asistimos a una convención de empresa con motivo de la presentación de novedades, salimos todos muy enchufados, con ganas de comernos el mundo… sin que nadie puede pararnos y con unas grandes perspectivas.

Los ponentes, personas preparadas, formadas y con poder de convicción, nos ponen las pilas y nos convencen con la palabra MEJOR: somos la mejor empresa, nuestros productos y servicios son los mejores, y por ende, nosotros mismos somos también los mejores. Luego, poco a poco, la realidad nos lleva al camino de siempre con el efecto desinfle y la fuerza de nuestra rutina diaria.

Por este motivo y para evitar volver a la casilla de salida una y otra vez, es imprescindible mantener la motivación. No es fácil, pero se puede y se debe de hacer para avanzar.

Tener tus objetivos por escrito y revisarlos periódicamente te mantendrá motivado.

Según vayas progresando, crecerá tu AUTOESTIMA y tu capacidad de tener el control de tu vida. Al final será como conducir, por instinto y por hábito.

No seas especialmente severo contigo mismo. Sé realista, no fantasioso. Revisa tus metas según tus posibilidades de cada momento. Date de vez en cuando un respiro para volver a arrancar. No te agobies. No desesperes porque lo realmente importante es tu compromiso firme de seguir creciendo.

Estar en contacto con otras personas con tus mismas afinidades utilizando las redes sociales, también ayuda a estar ahí en la pomada.

Y cuando hayas cubierto una etapa que te llene de satisfacción, no te cortes y date un homenaje, un premio bien merecido por tu esfuerzo y celébralo con los que más quieres.

Porque…

Ser Feliz

Paso 4: NO TE OLVIDES, LO IMPORTANTE ES SER FELIZ.

Próxima entrada (17/3/2018):

NO SIGAS SI NO ESCRIBES ANTES TU LISTA DE OBJETIVOS.

Contactar y compartir ...

2 thoughts on “Trabaja una Mentalidad Positiva y Sé Feliz (3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.